¿Avivamiento mundial o apostasía?

Como creyentes, vivimos en tiempos muy peligrosos. Las palabras de Jesús acerca de que la maldad se iba a multiplicar, se están cumpliendo a la cabalidad. Para gran parte de esta sociedad, el ver y aceptar que dos personas del mismo sexo pueden contraer matrimonio en este país, España, ha llegado a ser letalmente normal. Para gran parte de la iglesia, el aceptar y digerir el alto grado de herejía y falsa doctrina y espíritu que se da a conocer desde muchos púlpitos y plataformas multitudinarias, ha venido a ser letalmente normal también.

De esto último, el Dr. Antonio Bolainez nos va a informar en el siguiente escrito que me ha permitido publicar en nuestra página web, y por lo cual me siento especialmente honrado. El artículo ¿Avivamiento mundial, o apostasía? valientemente escrito, nos mostrará sin ambages la realidad del múltiple engaño que azota a muchas comunidades evangélicas en el mundo occidental sobretodo, principalmente en el entorno pentecostal y carismático.

Por todo ello, recomiendo a todos que lean prestando atención, a la enseñanza del Dr. Antonio Bolainez, escatólogo y conferenciante internacional, cuya página web la pueden encontrar en la siguiente dirección: www.bolainez.org

El Señor les bendiga

Pastor Miguel Rosell Carrillo

 

Pero el Espíritu dice claramente que en los últimos tiempos algunos apostataran de la fe, prestando atención a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios. I de Timoteo 4:1.

Desde que me convertí al Señor Jesús, hace 27 años, comencé a escuchar a muchos siervos del Señor en ese entonces, que la venida del Señor estaría presidida por un avivamiento mundial. Y esta es la bandera de los famosos iluminados o llamados profetas o apóstoles. Ellos se mofan de quienes predican que Jesús viene pronto, porque esto no ocurrirá según ellos hasta que el mundo no haya sido cristianizado.

Avivamiento

¿En verdad sucederá un avivamiento mundial antes que Jesús recoja su iglesia? ¿Tiene esta declaración base bíblica? Les invito a que analicemos estas dos preguntas y entonces tendremos una repuesta. Para tener una mejor comprensión es necesario que hagamos un ligero análisis del mensaje del Señor Jesús a las siete iglesias en los capítulos 2 y 3 del Apocalipsis. En mi libro “Israel al Filo de la Profecía” hago un análisis de cada una de las siete iglesias a las que el Señor Jesús les mandó una carta. En cada uno de estos mensajes encontramos un mensaje profético sobre la iglesia en estos dos mil años de evangelización; por ejemplo: En el mensaje del Señor a la iglesia Filadelfia, encontramos la siguiente promesa: Yo conozco tus obras. Mira he puesto delante de ti una puerta abierta que nadie puede cerrar, porque tienes un poco de poder, has guardado mi palabra y no has negado mi nombre. Apocalipsis 3:8.

Filadelfia la iglesia pentecostal

Nadie puede negar que este mensaje pertenece a la iglesia del siglo XX, siglo en que no sólo fueron impactadas las iglesias tradicionales, que también surgió el movimiento pentecostal, el cual encendió la llama del avivamiento mundial. En menos de cien años, las iglesias lideradas desde Estados Unidos, llevaron acabo las más atrevidas obras misioneras en todo el mundo incluyendo el nuevo mundo que es América, último lugar donde llegó el evangelio, pues no me vengan a decir que a Asia, Siberia y África el evangelio todavía no ha llegado, afirmar tal cosa es una muestra de profunda ignorancia de la historia. Latinoamérica fue impactada en el siglo XX, como nunca en la proclamación del evangelio. En ese siglo sucedieron milagros extraordinarios por medio de grandes evangelistas, como el evangelista Ávila de Puerto Rico y múltiples siervos norteamericanos tanto de Canadá como Estados Unidos, de igual manera surgieron grandes siervos en Europa, África y Asia.

El avivamiento del Siglo XX fue genuino, los siervos eran hombres humildes y de profunda oración, no despojaron a las iglesias o comunidades donde fueron, al contrario ellos entregaron todo al servicio del Señor. Todo lo contrario de los falsos apóstoles y profetas de hoy en día, que estafan a las personas de sus iglesias y comunidades, alegando que ellos merecen recibir todos los bienes, que van desde coches lujosos hasta lo inimaginable. La iglesia del pasado ardía en fuego, desde los niños hasta los ancianos se sabían la Biblia sin saber leer. Eran apasionados por la venida del Señor; una clara evidencia que eran la novia del Señor. Muchos creíamos que esta seria la iglesia del arrebatamiento y por eso muchos llegamos a declarar que la iglesia Filadelfia era la iglesia del Rapto.

Apostasía; No avivamiento

En febrero del 2003, visité las siete ciudades donde estuvieron las siete iglesias del Apocalipsis hoy en día pertenecientes a Turquía, en Asia menor. Una de las mañanas visité el lugar donde estuvo la iglesia de la Laodicea. Después de haber permanecido un buen rato meditando sobre las ruinas de esa ciudad y sobre el fuerte mensaje del Señor sobre esta iglesia; me di cuenta que esta es la iglesia de la apostasía. Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente, ¡Ojalá fueras frío o caliente! Así, puesto que eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca. Porque dices: Soy rico, me he enriquecido y de nada tengo necesidad; no sabes que eres un miserable y digno de lástima, y pobre, ciego y desnudo, te aconsejo que de mi compres oro refinado por fuego para que te hagas rico, y vestiduras blancas para que te vistas y no se manifieste la vergüenza de tu desnudez, y colirio para ungir tus ojos para que puedas ver. Apocalipsis 3:15-18. La iglesia del Señor no aparece en el cielo después del mensaje a la iglesia Filadelfia, es decir la iglesia del siglo XX, sino que la iglesia aparece en el cielo después de la de Laodicea. Esto es lo que me llevó a darme cuenta del por qué Pablo en Tesalonicenses 2:1-3 habla que no vendrá el Señor sin que antes venga la apostasía.

No podemos negar los grandes avivamientos del recién pasado siglo, pero decir que en estos momentos estamos en la víspera de gran avivamiento, es actuar como ingenuos, porque lo que estamos viendo en los primeros cinco años de este siglo XXI, es un pésimo testimonio de los grandes ministros de cuello blanco, liderados por la corriente de los apostolados.

Lo que se muestra en la televisión ya no es un evangelio puro, es todo lo contrario. Los grandes tele evangelistas compiten en quien es el mejor y más famoso, en quien es el que cuenta el mejor mito o leyenda personal, en sus mensajes la Biblia está fuera, en sus mensajes la gloria para Cristo no existe, sólo existen sus grandes logros, el nuevo súper templo, el nuevo avión, los miles de personas que los fueron a escuchar en sus shows. ¿Cree usted realmente que Dios está preparando un gran avivamiento con este tipo de “apóstoles o profetas”, orgullosos y soberbios?

Hoy en día tenemos ministros llenando todas las características de II de Timoteo 3:1-5. Al analizar este pasaje nos damos cuenta que lo que Pablo dice aquí a Timoteo, no es a los hombres del mundo, pues la gente mundana siempre han tenido todas esas características, así que aquí esta hablando de los falsos ministros, los falsos apóstoles y falsos profetas, personajes vestidos con piel de ovejas pero que son lobos. Tendrán toda la imagen de hombre benévolo mientras están en los pulpitos, pero fuera de ellos son malvados, estos son los que hablan de una gran unidad de todas las religiones para una sola iglesia.

No me opongo a un avivamiento y creo que el Señor seguirá derramando su poder sobre su iglesia hasta que venga el Arrebatamiento. Una de las grandes tragedias en relación al avivamiento, es que nuestras iglesias consideran avivamiento si hay milagros, pero lo que yo considero avivamiento es cuando las almas se convierten al Señor. No obstante, lo que vemos con estos falsos ministros, es que ellos crecen a costa de miembros robados a otros rebaños. No dudo que el Señor tiene una gran bendición para nuestra comunidad hispana sobre todo ahora que la iglesia católica se va a fanatizar más y tratarán de hacer mas persecución social al pueblo de Dios en México y el resto de América latina, pero también es preocupante los numeroso falsos profetas y falsos apóstoles levantándose en nuestra América.

Insisto no estoy en contra que tengamos algunos focos de avivamientos en ciertos sectores, pero esto no nos da derecho a declarar que la señal de rapto es el avivamiento mundial, es todo lo contrario, es la apostasía, basta con analizar de nuevo el pasaje del mensaje a la iglesia Laodicea, y nos daremos cuenta que estos son los mismísimos síntomas de soberbia hoy en día en nuestra iglesia.

Que Dios les bendiga.

Shalom.
Dr. Antonio Bolainez